Consuelo

En busca de consuelo, recorro mi mente y no logro elegir el mejor recuerdo que me ayude a calmar el dolor y la angustia que siento en mi interior. Se que ha pasado muy poquito tiempo desde que iniciaste tu descanso, pero siento el peso de tu ausencia. Lo siento en las cosas cotidianas, al despertar, al prepararme un té, en un sin fin de cosas más.

Me sigo dando cuenta de que nos apoyamos tanto en todo tipo de decisiones, desde las mas simples a las otras y entiendo que debo seguir aprendiendo a hacerlo solo, a no tener temor a equivocarme. Antes; estabas tú para decirme: «no importa», hoy debo tomar la decisión correcta y debo hacerlo solo.

No imaginas lo difícil que ha sido pasar este primer fin de semana a sabiendas que no estás y que no volverás. La sensación de Vacío es infinita. El dolor aún es inmenso.

Te extraño demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *