Naturalidad

Pasan los días, y aún no veo un atisbo de resignación por tu partida. No hay día en que no te recuerde, ni deje de pensar en ti. Han sido días muy duros y aunque hemos buscado un poco de tranquilidad, en todos los lugares que hemos visitado, tu recuerdo y compañía te traen a nuestra memoria. Nuestra hija sufre aunque no me lo diga. Lo veo en su mirada. En su forma de actuar. Perdimos la naturalidad de existir. Todo debe tener una razón. Todo debe ser con mucho cuidado de no causar más dolor del que hasta ahora hemos sentido. La mamá también mantiene un dolor inmenso, me lo ha dicho. También lo veo en su mirada. Todos te recordamos con mucho Amor y ternura, Alegría a veces; cuando nos acordamos de las anécdotas que vivimos juntos. El tiempo pasa volando y he dejado pasar más días para escribir en tiempo pasado. No quiero adelantarme a lo que siento. Prefiero escribir sobre lo vivido y no proyectando nada en absoluto. Solo quiero tu ayuda para orientar a nuestra Hija para vivir con el dolor. Hace unos días leí algo que escribió: «por qué te fuiste», «Te extraño mamá». Se me partió el alma. No quiero verla sufrir. No quiero que me diga que no le pasa nada, cuando sé que le están pasando cosas. Sé que no quiere hacerme sufrir ni que sienta más preocupación por ella. Siento Miedo. Miedo de no ser capaz de leer con claridad las señales del presente. Las señales que me da. Enséñame cómo. Guíame. No nos dejes mas solos.

Te extrañamos.

Borradores

Han pasado varios días desde la última vez que escribí algunas líneas en este lugar y es que he estado muchas horas frente a la pantalla tratando de hilar las oraciones que reflejen de mejor manera mis sentimientos; sin lograrlo del todo.

Borrador tras borrador van quedando guardados en mi mente y corazón, acompañando mis emociones. Aquellas que aún no logro contener. Intento darme la energía para seguir adelante, cuando siento que no tengo la fuerza ni siquiera para levantarme. No he querido proyectar el mañana, como si no quisiera olvidar el presente. No se si hago bien o mal. No se si te hace bien o mal. Solo intento sentirme bien para nuestra Hija. Nuestra Razón de Ser. Y digo nuestra razón de ser, porque eres parte de mí, parte de ella, así que tu presencia se mantiene intacta.

Muy de a poco, voy logrando la resignación de tu partida. Con Valentina nos hemos acompañado todo este tiempo, dándonos el soporte mutuo que silenciosamente vamos necesitando. Me sigue sorprendiendo la entereza de la Enano; como tanto le gustaba que la llamaras; para afrontar este duro momento. Momento que durará mucho tiempo de acá al fin de nuestros días.

En ocasiones siento miedo de que más adelante, le vaya a afectar de mayor manera y espero estar preparado para darle más amor y contención para sobrellevar su pena y dolor.

Bonjour

Hace unos días anduve como Pedro por su casa por el centro de la ciudad en busca de los famosos regalos de las mas chicas de la casa. Además del calor insoportable, la cantidad de extranjeros ofreciendo un sin numero de cosas me resultó por decir lo menos, abrumador. Por todos lados: lleve esto, lleve esto otro. De a poco fui perdiendo mi identidad y cuando creí caminar por mi país, de pronto ya no sabía ni mi nacionalidad, jejje.

Al fin y al cabo, te van absorbiendo con sus dialectos, comidas, raras costumbres de andar con las tipicas «chalas» pero con calcetas y cuando menos te das cuenta, ya eres uno de ellos. Bonjour. 

Un chiste. 

Saludos, Jean

Time

De pronto es muy difícil comprender la vida misma. Gente que vive en las nubes como los pájaros y gente que vive pensando cómo llegar al futuro,  ni siquiera como enfrentarlo, solo como llegar. Siempre es tarde para comprender. El tiempo avanza demasiado rápido para darte cuenta incluso. Da miedo de pronto estar en un mes y en un par de noches estar en otro. Algo sucede. Hace poco días me re encontré con un alguien de quien no sabía hace fácil unos años. Cómo no mencionar lo extraño que fué, el re contacto a través de redes sociales, el arreglo a medias, un par de «tema superado» y fué. Pero después pensándolo, ese tiempo no fue tan menor, mal que mal cuando hablamos de años, no lo hacemos como si hubiera sido anteayer. Muchas cosas pueden haber pasado y pasaron lo más probable. Pero en fin, que le vamos a hacer, el tiempo pasa y como dice la canción, nos vamos poniendo viejos.