No puedo

No me puedo pasar la vida esperando estar disponible para hablarte o que hayas decidido sacarme de ese cajón con vidrios en el que me pusiste.

No seguiré siendo esclavo de un estado, ni viendo como soy último en algunas de tus prioridades.

Que no hay un segundo disponible en tu mente para dedicarme un buenos días cuando pasas por mi ventana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.