Claro que puedo!

Puedo preguntar la mierda que se me ocurra porque no mereces mi respeto, mi cariño ni mi aprecio. Si no puedes con eso, puedes mirar hacia el costado donde están nuestros pendientes, solucionarlos y dejarme seguir mi vida en paz y tranquilidad.

Anónima

Me dejaste de querer

Me dejaste de querer.

No, no fue así.

Me dejaste de Amar.

No, hasta el día de hoy te sigo amando.

Entonces, que fue lo que pasó.

Te dejé ir porque junté todas las señales que el destino me dejó ver y pude comprender que yo no era para tí. Te merecías alguien mejor. Acorde a tu realidad. Que te pudiera acompañar por más tiempo . Que pudiera ayudarte a concretar todos tus proyectos de los que tanto hablamos. Ya eres grande, tienes tus alas formadas. Puedes volar por ti sola. Sé que lo lograrás. Nunca me alejaré tanto de tu lado para cuando necesites mi apoyo, poder brindártelo. Pero, debes darte la oportunidad.

Y si no quiero? si quiero esa oportunidad contigo? Por qué crees que puedes decidir por mí? Te alejas de mi lado cuando más Te Amo. Te lo dije mil veces. Lograste que me enamorara de tí. Yo no lo quise, creo que tú tampoco. Pero me hiciste sentir tan bien, tan plena, tan útil, tan mimada, que no pude evitar comenzar a sentir por tí de manera diferente. Ahora, me vienes a decir que quieres verme volar? Por qué no me dices que ya no me quieres? No sería mas sensato?

Porque no es lo que siento. Desde que te conocí, sentí un amor que hace mucho tiempo no había sentido. Un amor distinto. Pensé que ya había pasado mi tiempo y que nunca más podría encontrar a alguien ni siquiera parecida a ti. No fue así. Apareciste de la noche a la mañana y las cosas se comenzaron a dar. La locura se apoderó de nosotros a mas no poder.

En desarrollo… se reciben aportes

Me tocó tomar la decisión mas difícil de mi vida. Aquella que implicaba dejarte partir definitivamente en busca de tu felicidad.

Aquella decisión que decía, debes alejarte y ayudarla a sacarte de su mente para que pueda avanzar.

Huir? Unos dicen que es de cobardes. Creo que cuando uno ama de esta forma, lo que más vale es el sacrificio por la persona que amas.

Tus palabras fueron muy aclaradoras, y me hicieron comprender que yo no soy la persona con quien necesitas estar. Sé que quizás, debí seguir luchando y no dejar caer mis brazos, pero como todas las cosas, esta también requería tiempo y medidas urgentes y dejar pasar el tiempo, solo conseguiría, seguir lesionándonos más de lo que habíamos hecho.

Muy temprano…

Muy temprano por la mañana, conversaba conmigo mismo y me preguntaba en que momento de mi vida vine a encontrar el amor.

También me preguntaba, no cualquier amor. Porque uno de Amor podría decir muchas cosas, de distintos tipos. Pero cuando lo personalizas y te das cuentas que la persona que te lo provoca; es lo más maravilloso que has conocido, cambia todo y todo cambia.

A veces, trato de hacer una cronología de los acontecimientos para descubrir cómo, desde el día que te escuche por primera vez, mi amor ha ido creciendo. A tu lado me siento nuevo.

Me enamora verte en ocasiones querer tomar el control para luego cederlo porque prefieres dejarte querer. Tengo tantos y tan lindos recuerdos entre mezclados que de a poco me voy acordando de detalles que enriquecen mi memoria al poder unir cada fragmento.

Contigo cada momento es más especial que otro. En este poco tiempo, no han sido pocos los espacios que nos hemos brindado frente a toda la adversidad y no recuerdo que uno haya sido igual a otro, si mejor. Increíble también ha sido lo que hemos logrado y reconocido.

Me acuerdo y me sonrío cuando me dijiste que pensabas que este tipo mayor, te iba a tomar, quizás se iba a divertir y luego te dejaría. Sin embargo, nada es lo que parece y me siento comprometido contigo desde el primer día que consumamos nuestros más internos anhelos y deseos.

Me Enamora verte circular por nuestros espacios como si nos conociéramos de toda la vida.

Me Enamora darme cuenta de que he podido provocar en ti la confianza para que te mires al espejo y te encuentres tan Bella.

Me enamora lo que dicen tus ojos.

No puedo

No me puedo pasar la vida esperando estar disponible para hablarte o que hayas decidido sacarme de ese cajón con vidrios en el que me pusiste.

No seguiré siendo esclavo de un estado, ni viendo como soy último en algunas de tus prioridades.

Que no hay un segundo disponible en tu mente para dedicarme un buenos días cuando pasas por mi ventana.

Los días pasan

Pasaron los días y lógicamente apareció alguien. No se aún si para bien o para mal, pero apareció a cambiar mi vida. A darle un vuelco. A remecerla. Debo sincerar que ha pasado muy poquito tiempo y siento que la necesito a rabiar. Ambos nos encontrábamos en etapas difíciles o extrañas de nuestra vida y nuestras conversaciones fueron cambiando de tonalidad sin darnos mucha cuenta.

Naturalidad

Pasan los días, y aún no veo un atisbo de resignación por tu partida. No hay día en que no te recuerde, ni deje de pensar en ti. Han sido días muy duros y aunque hemos buscado un poco de tranquilidad, en todos los lugares que hemos visitado, tu recuerdo y compañía te traen a nuestra memoria. Nuestra hija sufre aunque no me lo diga. Lo veo en su mirada. En su forma de actuar. Perdimos la naturalidad de existir. Todo debe tener una razón. Todo debe ser con mucho cuidado de no causar más dolor del que hasta ahora hemos sentido. La mamá también mantiene un dolor inmenso, me lo ha dicho. También lo veo en su mirada. Todos te recordamos con mucho Amor y ternura, Alegría a veces; cuando nos acordamos de las anécdotas que vivimos juntos. El tiempo pasa volando y he dejado pasar más días para escribir en tiempo pasado. No quiero adelantarme a lo que siento. Prefiero escribir sobre lo vivido y no proyectando nada en absoluto. Solo quiero tu ayuda para orientar a nuestra Hija para vivir con el dolor. Hace unos días leí algo que escribió: «por qué te fuiste», «Te extraño mamá». Se me partió el alma. No quiero verla sufrir. No quiero que me diga que no le pasa nada, cuando sé que le están pasando cosas. Sé que no quiere hacerme sufrir ni que sienta más preocupación por ella. Siento Miedo. Miedo de no ser capaz de leer con claridad las señales del presente. Las señales que me da. Enséñame cómo. Guíame. No nos dejes mas solos.

Te extrañamos.

Borradores

Han pasado varios días desde la última vez que escribí algunas líneas en este lugar y es que he estado muchas horas frente a la pantalla tratando de hilar las oraciones que reflejen de mejor manera mis sentimientos; sin lograrlo del todo.

Borrador tras borrador van quedando guardados en mi mente y corazón, acompañando mis emociones. Aquellas que aún no logro contener. Intento darme la energía para seguir adelante, cuando siento que no tengo la fuerza ni siquiera para levantarme. No he querido proyectar el mañana, como si no quisiera olvidar el presente. No se si hago bien o mal. No se si te hace bien o mal. Solo intento sentirme bien para nuestra Hija. Nuestra Razón de Ser. Y digo nuestra razón de ser, porque eres parte de mí, parte de ella, así que tu presencia se mantiene intacta.

Muy de a poco, voy logrando la resignación de tu partida. Con Valentina nos hemos acompañado todo este tiempo, dándonos el soporte mutuo que silenciosamente vamos necesitando. Me sigue sorprendiendo la entereza de la Enano; como tanto le gustaba que la llamaras; para afrontar este duro momento. Momento que durará mucho tiempo de acá al fin de nuestros días.

En ocasiones siento miedo de que más adelante, le vaya a afectar de mayor manera y espero estar preparado para darle más amor y contención para sobrellevar su pena y dolor.